Arcsa Móvil, aplicación digital para verificar productos y establecimientos de belleza en Ecuador

Foto tomada de: www.eluniverso.com

Gotas para el “efectivo tratamiento de la calvicie y aumentar la barba” o cremas que “quitan las arrugas con un mes de tratamiento” son algunos de los productos que se ofertan en las redes sociales en Ecuador. Sin embargo, estas “soluciones mágicas”, por lo regular, no tienen los permisos sanitarios otorgados por las autoridades del país.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) emite alertas sobre los elaborados que tienen este tipo de irregularidades.

Además de los comunicados que difunde la institución y que publica en su página web, y las denuncias que recepta a través de la dirección electrónica farmaco.vigilancia@controlsanitario.gob.ec, Arcsa, desde febrero de este año, tiene una aplicación móvil gratuita, compatible con los sistemas iOS y Android, para que la ciudadanía obtenga información y ayude con el control sanitario.

A través de “Arcsa Móvil” los usuarios pueden verificar registros sanitarios de medicamentos, notificaciones sanitarias de alimentos, y revisar si un establecimiento cuenta con permiso de funcionamiento vigente.

También se pueden observar las alertas en tiempo real. Como la del pasado 13 de septiembre, cuando Arcsa indicó, a través de redes sociales y sitios web, que se comercializa, sin registro sanitario ecuatoriano, el producto “Minoxidil kirkland”.

Son supuestas gotas terapéuticas que contribuirían a la reducción de la calvicie, a aumentar el crecimiento del cabello capilar y facial de “manera efectiva y natural”.

Otro producto observado por la institución fueron las cápsulas “Rhino 8 platinum 8000” por contener en su composición sildenafilo, “una sustancia activa no declarada en su etiqueta”.

En Ecuador, el sildenafilo es un ingrediente activo aprobado para tratar la disfunción eréctil masculina y su venta solo se realiza bajo prescripción médica. Sin embargo, las cápsulas se expenden libremente en internet.

Los productos que contengan esta sustancia no pueden ser utilizados por personas que se encuentran bajo tratamiento con medicamentos que contienen nitroglicerina, debido a que podrían ocasionar descenso de la presión arterial a niveles peligrosos, o en individuos que padecen complicaciones del corazón, aumenta el riesgo de accidentes cardiovasculares, según la institución pública.

Otros efectos secundarios incluyen cefalea, rubor, indigestión, mareos, ceguera y pérdida de audición.

Con la app los usuarios también pueden realizar denuncias de productos sin registro sanitario o establecimientos sin permiso de funcionamiento. Solo deben tomar fotos de lo que quiere reportar y ubicar los motivos de la denuncia como, por ejemplo: condiciones higiénicas inadecuadas, plagas, publicidad engañosa, tratamientos inyectables en peluquerías y spas.

Según Arcsa, hasta el momento tienen registrados a 10.129 usuarios en la plataforma digital, un total de alertas móviles de 1.297, 12.297 consultas para permisos de funcionamiento, para registros sanitarios, 57.947 y para alimentos con buenas prácticas de manufactura 2.129 consultas. (I)

Deja una respuesta